Ir al dentista durante el embarazo

eldaaldia/ 28/07/2022

Una de las preocupaciones de las embarazadas es si pueden ir al dentista si tienen algún problema. No solo pueden, sino que deben. Pero siempre está la duda de si se les puede realizar cualquier tipo de tratamiento o si este, puede ser perjudicial para el bebé. En el embarazo debido a los cambios hormonales, los dientes y las encías pueden sufrir diferentes patologías como para tener que acudir al dentista. Evidentemente para no tener que verte en esta tesitura, lo ideal es tener una salud oral correcta, y durante el embarazo tener aún más cuidado.  

Durante el embarazo, en caso de tener algún problema grave y ser urgente, es mejor que sea en el segundo trimestre, pero evidentemente puede ser necesario en cualquier momento, no elegimos cuando nos va a salir una caries. Es por eso que si estás buscando un embarazo lo ideal es que hagas revisiones periódicas a tu dentista, para evitar que surja algún problema que cuando estés embarazada pueda necesitar un tratamiento mayor.  

Normalmente cuando acudimos al dentista estando embarazada es por algo urgente, por dolor dental o bien por una situación de urgencia. Una de las principales preocupaciones cuando se acude en este estado al dentista, es la anestesia, de esto debes de preocuparte, aunque tengan que usarla, es una cantidad tan pequeña que no es para nada problemática en el embarazo. Otro problema que suele preocupar, es la posición, ya que las embarazadas si se tumban totalmente hacia arriba, es muy fácil que se mareen porque por la posición del útero, presiona la vena cava, por lo que cuando el estado de gestación es avanzado se le indicará que se tumbe de forma ligeramente lateral. 

Una de las afecciones más comunes durante el embarazo es la gingivitis. Se manifiesta con una inflamación importante acompañada de un sangrado de las encías. Para prevenir esto, te insistimos que acudas previo al embarazo a hacerte una limpieza bucodental, o si eres propenso a tener problemas en las encías, debes de realizar un tratamiento periodontal. 

¿No sabes dónde acudir? Desde aquí te recomendamos esta Clinica Dental Madrid, en la que te tratarán estupendamente.

En el primer trimestre por parte del dentista se debe de evitar los medicamentos, así como las radiografías para que no se vea afectado el desarrollo del bebé, aunque se puedan realizar según qué tratamientos con seguridad si fuera preciso. El riesgo se reduce de forma considerable en el segundo trimestre, pero intentando evitar de todos modos las radiografías o bien tomándolas con un delantal de plomo. Y en el tercer trimestre, nos encontramos con riesgos similares al primero. La anestesia si hay que usarla deberá ser sin vasoconstrictor, y cuidar la postura de la embarazada.  

Como ves, no es imposible y debes de sentirte segura en caso de ir, pero lo ideal es que hagas un buen trabajo previo de limpiezas y revisiones, y durante el embarazo realizar un buen cepillado, usar el hilo dental y colutorios para que la salud dental y las encías, y por supuesto, ponerte en manos de profesionales, debidamente cualificados para que sepan darte un tratamiento adecuado a tu estado sin ponerte en riesgo a ti, ni al bebé, y poder aliviar esa urgencia. 

0 comentario

    Añadir un comentario

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.