Tipos de ácido hialurónico

eldaaldia/ 11/08/2022

Junto a los tratamientos realizados con toxina botulínica, el ácido hialurónico es también uno de los tratamientos más demandados. Muchas veces nos confundimos y pensamos que son la misma técnica o bien que sirven para lo mismo, pero sentimos deciros, que para nada tienen que ver. Es por eso que os recomendamos seguir leyendo este post, para conocer un poco más en profundidad los tipos de ácido hialurónico, sus usos y las aplicaciones. 

Debemos de señalar que el ácido hialurónico es una sustancia que nuestro cuerpo genera de forma natural, nos ayuda a mantener nuestros tejidos, hidratados y saludables, además de ayudar a cumplir sus funciones tanto los cartílagos y articulaciones. Pero la capacidad de producir esta molécula se va perdiendo con el tiempo, de ahí que perdamos elasticidad en nuestra piel…etc. Es por eso que si aplicamos este ácido podremos rellenar las zonas que no tengan grasa, y de esta forma estirar nuestra piel. 

Podemos encontrar dos tipos de ácido hialurónico el que es reticulado y el que no lo es, y sirve para conseguir resultados totalmente diferentes. Porque solo con el reticulado vamos a conseguir rellenar cualquier surco y dar volumen en las zonas inyectadas. Este tipo de ácido se aplica fundamentalmente para dar volumen, tiene una gran consistencia y da una rigidez que perdura en el tiempo. Hay diferentes densidades para conseguir diferentes acabados. Por eso se pueden hacer tratamientos tan diferentes como son el relleno de una ojera, el perfilado de los labios… 

Y el ácido hialurónico no reticulado es mucho menos denso, y lo que ayuda es hacer una hidratación mucho más profunda. Es más, para unos resultados más espectaculares, se debe combinar con vitaminas, y con tratamientos de cabina. Pero lo que da es frescura, aporta luminosidad y un extra de jugosidad. Sus principales usos son: rejuvenecimiento e hidratación intensiva en pies, escote y manos. Infiltraciones en las articulaciones para que tengan una mejor movilidad dar volumen en los pómulos o en la zona malar, y, en la vagina. Sí, has leído bien, para evitar la sequedad vaginal. ¿Has alucinado ? No es para menos.  

Los tratamientos con esta sustancia son muy seguros, tienen muchos resultados y encima inmediatos y tienen muy pocos riesgos. Pero los tiene. Y graves si no está bien inyectado o bien si el ácido en cuestión no es el preciso o no tiene calidad suficiente, es por esto que es muy importante que acudas a centros estéticos de calidad, en los que te puedan orientar en relación a los tratamientos que quieras realizar, y que te puedan asesorarte en todo momento. El tratamiento debe de ser dado por un médico estético, en una clínica o centro homologado, y debe de darte cobertura antes del tratamiento para poder evitar el tener dudas o miedos, que sepa realizar correctamente el tratamiento y que pueda ayudarte después del mismo si surge algún contratiempo. También debe de tener un lugar donde poder realizar estos tratamientos de forma correcta, no vale una cocina de un lugar, es por es por eso que no son tratamiento de bajo importe, pero ahí eres tú quien evalúas si quieres o no, hacerte algún tipo de tratamiento. 

0 comentario

    Añadir un comentario

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.