Cómo elaborar un Plan de Social Media

eldaaldia/ 09/08/2022

Antes de iniciar tu participación en las redes sociales es conveniente que prepares un Plan Social Media que te ayude a definir lo que quieres hacer en redes sociales y te sirva de guía. Para su elaboración debes de seguir una serie de pasos donde quede bien definida la estrategia a seguir, para así poder alcanzar los objetivos marcadas en nuestro Plan de Social Media.

A continuación presentamos una breve explicación de los pasos básicos a seguir para su elaboración.

  • Análisis de la situación inicial.

Ante de nada debemos de hacer un análisis de la situación de partida. En este análisis se deben de dar respuesta a preguntas como, ¿quiénes somos?, ¿qué hacemos?, ¿qué hace mi competencia?, ¿qué se habla de mi marca?, etc.

Para ello, es importante llevar acabo dos acciones;

  1. Un análisis DAFO con el que se conseguirá detectar cuáles son tus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.
  2. Monitorizar tu reputación online, no solo la marca sino también al sector al que pertenece. Esta monitorización se debe centrar en lo que se está diciendo, quién lo está diciendo (competidores, clientes, prescriptores, etc.) y donde lo están diciendo (redes sociales, foros, comunidades, etc.). Asimismo, se obtendrá una información de gran valor de cómo se comunican e interactúan los usuarios que hablan de tu marca y productos. Esta monitorización es de una labor compleja, pero te puedes ayudar de herramientas gratuitas para esa labor.
  • Establecimiento de objetivos.

Después de haber obtenido toda la información anterior llega el momento de establecer objetivos, los objetivos tiene que estar definidos y deben de ser medibles. Los más comunes son la mejora de la atención al cliente, la captación de nuevos clientes a través del boca-oído, el branding o divulgación de tu marca y la mejora en el conocimiento de tus clientes gracias a la recogida de sus valoraciones.

  • Definición de público.

Ahora toca definir el público al que quieres dirigir tus acciones. En este apartado, se deben definir bien los perfiles y el target del público objetivo para poder segmentar las acciones de marketing.  Aquí debes de dedicar el tiempo necesario en detectar tus nichos de mercado y el público objetivo al que va a ir dirigido tu producto. Por ejemplo, en redes sociales se reciben infinidad de impactos comerciales, y por tanto es tan importante segmentar el target, ya que lo importante es que el usuario sea afín a tu mensaje.

  • Diseño de la estrategia.

Llego la hora de definir la estrategia a seguir en el plan de social media marketing. Lo primero que debemos de hacer es concretar la plataforma en la que creemos que es necesario actuar, ya que estar en redes sociales no implica estar en todas. Es preferible estar en una única red social y hacerlo bien que estar en 4 y no hacerlo bien en ninguna.

El siguiente paso sería definir qué es lo que vamos hacer y cómo se va hacer, estableciendo las acciones que se van a realizar en las redes sociales seleccionadas anteriormente.  Aquí es muy importante tener en cuenta el contenido de calidad que es vital en esto momento, no solamente de cara al cliente, sino también que Google está valorando y mucho este aspecto para el posicionamiento web.

Respecto a las conversaciones con los usuarios, que debe de haberlas, ya que esto no es una comunicación unidireccional en la que la empresa vende su producto, debes reflexionar sobre el tono y el lenguaje de los mensajes en cada soporte así como el ritmo de publicación, evitando la posible saturación al usuario.

Y por último, definir un plan de crisis de reputación, ya que desde el momento que la marca es un escaparte público hay que estar preparado para lo que pueda pasar.

  • Implementación.

A llegado el momento de poner en acción todo lo realizado anteriormente, teniendo muy claro los conceptos, objetivos, acciones, el público objetivo, el modelo de comunicación, etc.

En el análisis se ha detectado que en cada red social se interactúa con los usuarios de una forma diferente, y por ello hay que cuidar los estilos.

  • Medición.

Llegado aquí, es el momento de medir los resultados para saber si se están cumpliendo los objetivos marcados. En esta fase debes estar atento a las desviaciones de los objetivos para detectarlas y corregirlas a tiempo poniendo las soluciones oportunas.

Diariamente es conveniente analizar resultados, por ejemplo, para saber qué tipo de contenidos son los que mejor resultado producen o por el contrario los que afectan negativamente.

De vital importancia también, medir el ROI (Retorno sobre la Inversión). Ya que toda empresa debe mantener su cuenta de resultados, y por tanto tener conocimiento del resultado de aplicar un presupuesto en un plan social media.

0 comentario

    Añadir un comentario

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.